1. ¿Cuáles son los tipos de aceites  que se generan como residuos en la CNFL?

Los aceites de mayor generación en la CNFL:

  • Lubricanes: en plantas hidroeléctricas y flotilla vehicular
  • Hidráulicos: en grúas   y otros quipos como trasmisores de potencia hidráulica
  • Dieléctricos: en trasformadores de distribución, transformadores de potencia y otros equipos

2. ¿Qué cantidades de aceite son gestionados como residuos en la CNFL?

La cantidad de aceite que se genera como residuo, varía según la actividad. La mayor cantidad de aceite residual  se genera en el proceso de distribuir energía.

Dirección 2016 2017
Dirección Administración y Finanzas 6447,6 6541,65
Dirección Distribución de la Energía 38846,7 41204,85
Dirección Generación de la Energía 3927,2 26673

 

3. ¿Cuáles actividades generan aceite residual en CNFL?

Por las actividades que desarrolla la CNFL, se requiere del uso de cantidades importantes de aceites. Entre estas actividades se encuentran  la generación hidroeléctrica (específicamente en la lubricación de los cojinetes y gobernadores de las turbinas),  la flotilla vehicular que  asciende a más de 450 unidades que utilizan tanto aceite lubricante como  hidráulico y en la red eléctrica se da el uso de aceite dieléctrico (transformadores de potencia,  transformadores de distribución y más de 36 000 interruptores).

El aceite dieléctrico tiene dos funciones específicas, la física en el  enfriamiento, al disipar el calor generado en el transcurso de la operación de la unidad  y la eléctrica que actúa como medio dieléctrico (aislante) para prevenir la formación de arcos entre dos conductores con alta diferencia de potencial.

Al igual que la mayoría de los productos industriales, los aceites tienen una vida útil definida (muy limitada) o se dañan por mal funcionamiento de los equipos o máquinas,  por lo que requieren ser sustituidos periódicamente,  generándose aceites usados  en condición de residuo que deben ser manejados de forma correcta.

Según las Naciones Unidas, los aceites usados se clasifican como un residuo peligroso, pues sus principales componentes son altamente tóxicos (plomo, cloro, bario, magnesio, zinc, fósforo, cromo, níquel, aluminio, cobre, estaño y azufre, entre otros) y su uso inadecuado afecta no sólo a los seres vivos, sino también al ambiente.

En su mayoría, los aceites utilizados en CNFL son de origen mineral y sintético.

4. ¿Cuál es el manejo y disposición final  de los  aceites en condición de residuo?

El manejo de los aceites requiere de una gestión integral, esto significa adoptar todas las medidas necesarias en las actividades de prevención, reducción y separación en la fuente, acopio, almacenamiento, transporte, aprovechamiento y valorización, tratamiento y disposición final de aceite usado, de tal manera que permita proteger la salud humana y el ambiente contra los efectos nocivos temporales o permanentes que puedan derivarse de la contaminación con dichos residuos peligrosos.

Para lo anterior se requiere conocimiento, compromiso y siempre será responsabilidad del generador el adecuado manejo y disposición final.

5. ¿Qué acciones son necesarias para dar un manejo correcto a los aceites generados en CNFL con el fin de cumplir la legislación  y evitar impactos negativos al ambiente?

  • Los mantenimientos o cambios de aceite deben realizarse en sitios definidos para este fin, con pisos impermeabilizados, bajo techo y alejados de alcantarillas o descargas de agua.  Usar recipientes adecuados   para disponer  temporalmente y  realizar los trasvases de aceite de  forma correcta.
  • Los aceites se deben disponer en recipientes en buenas condiciones, con tapas en buen estado y cierres herméticos.
  • Los recipientes se deben etiquetar según clasificación de riesgos definida por la Organización de las   Naciones Unidas (UN). En esta se debe indicar  el tipo de aceite y la cantidad contenida, a la vez respetar la matriz de compatibilidad.
  • Almacenar los aceites en bodegas adecuadas, usar tarimas de autocontención y mantener controlada la cantidad del material almacenado.
  • Coordinar los retiros de aceite con el Centro de Transferencia de Materiales (CTM), el cual a su vez establece la logística para la gestión y disposición final con una empresa gestora autorizada por la Contraloría Ambiental   del MINAE por medio del Sistema de Gestión de Residuos Peligrosos.

6. Disposición final correcta de los aceites residuales

Para los aceites generados como residuos en las actividades de la CNFL solo existen dos vías de disposición final:

  1. Someter estos fluidos a un proceso de reciclaje que consiste en depurarlos para para reutilizarlos.
  2. Disponerlos por medio de coprecesamiento en un horno cementero, que consiste en usar el aceite como  combustible alterno para la fabricación de cemento.

7. ¿Es importante para la CNFL manejar y disponer de forma correcta los aceites en condición de residuo?

  • Evitar la afectación a la biota con la contaminación de los suelos y las fuentes de agua
  • Evitar la generación de aguas contaminadas con aceite, las cuales tienen un costo muy alto de disposición final
  • Bajar costos en la compra de materiales absorbentes y en mano de obra para la atención de los derrames.
  • Reduce la posibilidad de accidentes en las áreas de trabajo y en carreteras por causa de los derrames
  • Mantener el orden en las áreas de trabajo
  • No afectar el paisaje
  • Conservar la imagen de la empresa en cuanto al cumplimiento de la legislación y respeto al Ambiente y a la Sociedad

La generación de residuos en la actualidad es uno de los grandes problemas ambientales que estamos enfrentando, debemos generar acciones en conjunto para mitigar l sus efectos s sobre los Recursos Naturales del planeta. Recuerde, todos dependemos de los Recursos Naturas para nuestra subsistencia, es necesario que todos cuidemos nuestra casa común.