Por medio de un equipo interdisciplinario, que integra todos los esfuerzos realizados en temas de responsabilidad social, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) impacta a casi 74.200 personas en condiciones de vulnerabilidad social, con el fin de mejorar su calidad de vida y la continuidad del servicio eléctrico que se les brinda.

Es por esto que la CNFL viene desarrollando un plan integral de concientización en temas de seguridad eléctrica para domicilios, incluyendo además el uso eficiente e inteligente de la electricidad, las consecuencias del hurto de energía, buenas prácticas medioambientales, cultura de pago oportuno de facturas pendientes, la gestión de la recuperación por pérdidas de energía y mejorar el acercamiento entre la empresa y sus clientes.

“Este abordaje también le ha permitido a Fuerza y Luz recuperar montos significativos de dinero. Solo durante el primer semestre de este año, gracias a propiciar el pago oportuno de facturas, se han recuperado ₡724 millones; ₡714 millones por el incremento del consumo facturado tras la corrección de fraudes; mientras que con la instalación de sistemas de medición agrupada se estima sumar ₡92 millones en 12 meses”, señaló Adan Marchena, subdirector de Comercialización de la CNFL.

CNFL visita diferentes comunidades donde son detectadas necesidades socio-ambientales de sus habitantes, con el fin de fortalecer el vínculo entre estos y la empresa, participando en ferias del agricultor, capacitando a estudiantes de escuelas, colegios y comunidades, así como, la realización de intervenciones técnicas y sociales.

Marchena finalizó comentando que “con la aplicación de este programa, Fuerza y Luz busca obtener una mayor eficiencia y eficacia en el relacionamiento con las comunidades”.