Amado Segura Jiménez labora en el Programa de Teletrabajo de la CNFL.  Tiene un año en esta dependencia, adscrita a la Unidad de Talento Humano, sin embargo, detrás de este joven de 31 años, existe toda una historia de creatividad, arte y superación personal.

Cuando está en casa, él dedica su tiempo libre a confeccionar relojes artesanales, a partir de discos de acetato. Amado descubrió esta actividad artística en el 2010, justo cuando enfrentó uno de sus momentos más difíciles de su vida, producto de una enfermedad que complicó seriamente su salud.  Su condición se agravó al punto que se vio obligado a dejar el  trabajo de ese momento y sus estudios.

Al verse en su casa, imposibilitado de hacer cualquier actividad física, vio una idea en internet de un reloj hecho a partir de un viejo disco de acetato.  Amado pensó que podría aprovechar ese tiempo para intentar replicar la idea y reproducirla con diseños propios creados por él mismo.

Su afición por los super héroes lo ayudó a visualizar allí una oportunidad y fue así como diseñó y construyó su primer reloj usando un viejo disco que tenía en casa, inspirado en un motivo de la Guerra de las Galaxias.  Dice que no le quedó muy bonito, entonces lo intentó de nuevo, reproduciendo el logo de batman.  Se le ocurrió publicar la foto del reloj en el Facebook y no pasó mucho tiempo cuando un amigo le pidió que se lo vendiera.  Entonces volvió a hacerse otro y resultó que también se le vendió.

Así, en medio de ese momento tan difícil, Amado inició con esta actividad artística a base de discos de acetato, la cual cinco años después, ya le ha valido el reconocimiento y admiración, incluso fuera de nuestras fronteras.

Hoy día ya ha enviado relojes a más de siete países, el más reciente a Japón, todos hechos uno por uno, totalmente a mano.  “La primera vez que me escribieron desde Alemania me sorprendí, pues uno no se imagina hasta dónde pueden llegar las cosas que uno hace”, comentó.

Sus creaciones son totalmente artesanales.  Amado hace sus propios diseños a lápiz, no usa ningún programa de diseño gráfico.  Corta y da forma a los discos con herramientas básicas que él mismo ha ido adaptando.  Él los pinta y hasta personaliza la caja en la cual luego los entrega a las personas que le hacen el encargo.

“Es como un reto personal”, afirma este joven entusiasta, quien busca la manera de adaptar cualquier diseño para plasmarlo en los discos de acetato.  Su habilidad y destreza hoy le permite reproducir rostros de personas a partir de una fotografía, todo tipo de carros, motos, aviones a escala, motivos de animales, máscaras indígenas y en general cualquier diseño o idea que le soliciten.

Su talento llegó a ser conocido incluso hasta en el Canal 7, quien ya le ha buscado en dos ocasiones, para reportajes en los programas de Buen Día y Más que Noticias.

Más que el ingreso económico adicional que obtiene por la venta de sus relojes, para Amado lo más importante es el significado y la historia que hay detrás de cada uno de ellos.

 “Lo importante para mí es ser un testimonio de vida y lo comunico a partir de mis relojes.  Aunque aún me sigo tratando con medicamentos, ya he podido superar la enfermedad y los relojes son el reflejo de cómo me siento y de lo bien que estoy”, afirmó Amado.

“Para mí esto ha sido una aventura.  Gracias a los relojes he viajado, he conocido muchísima gente y sus historias”, agregó.

A sus 31 años, Amado ve como una bendición poder laborar para la CNFL, donde vislumbra muchas oportunidades para seguir creciendo como persona.  Afirma que su sueño es seguir desarrollando su trabajo como funcionario de la empresa, al tiempo que continúa con sus estudios y su hobby de la confección de los relojes.

Si usted desea conocer el talento y la creatividad de Amado Segura, puede buscar su página de Facebook con el nombre:  Mapacho Vinilo.

[button link=”https://www.facebook.com/MapachoVinilo/” type=”big” newwindow=”yes”] Sisga su trabajo en Facebook[/button]