Clientes de la CNFL en Aserrí sumaban más de 2.300 facturas pendientes de pago

El pasado jueves la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) realizó la primera Megacorta del 2019, en la que se intervino amás de 1.000 clientes residenciales y comerciales en el cantón de Aserrí, con moras en el pago de sus facturas de electricidad.

El objetivo de esta intervención fue gestionar la recuperación de ₡42.000.000, suma que englobaba las 2.300 facturas que hasta la fecha no han sido canceladas.

“Con estas intervenciones buscamos estimular una cultura de pago oportuna entre los clientes. Las diferentes sucursales de la CNFL realizan estas intervenciones como el último paso para el abordaje de clientes morosos. La institución tiene abiertos los canales de comunicación con sus clientes, informándoles oportunamente sus consumos facturados así como las fechas de vencimiento respectivas”, comentó Adan Marchena, director de Comercialización de la CNFL.

Localidades intervenidas. En total, fueron cinco las comunidades aserriceñas intervenidas por Fuerza y Luz durante el jueves: Aserrí Centro, Barrio Corazón de Jesús, Tres Marías, Barrio Mercedes y Poás.

Este operativo de desconexiones y reconexiones fue realizado por la Sucursal Desampardos entre las 7:30 de la mañana y hasta 9 de la noche, y en él participaron 13 cuadrillas, cuatro motorizados y un total de 31 funcionarios debidamente identificados.