Tribunal Contencioso Administrativo da razón a Consejo de Administración por destitución de exgerente de la CNFL

Tribunal Contencioso Administrativo da razón a Consejo de Administración por destitución de exgerente de la CNFL

Fachada de la Agencia Metropolitana de la CNFL

El pasado 30 de octubre, se notificó; por parte del Tribunal Contencioso Administrativo, II Circuito Judicial de San José, la sentencia Nº 89-2019-V, en la que se ratifica la potestad del Consejo de Administración para nombrar y remover al Gerente General de Fuerza y Luz por ser un puesto de confianza.

Esta sentencia  establece la improcedencia de la reinstalación pretendida por el exgerente de la CNFL y con ello evita una condena a la empresa de casi mil millones de colones por indemnización. 

Según esta resolución, lo actuado por el Consejo de Administración en la sesión número 2355 del 27 de junio de 2014, fue conforme a derecho.

El Tribunal -conformado por tres juezas- concluyó, entre otras cosas que:“…el órgano competente para nombrar libremente al Gerente General de la CNFL, estaba facultado para funcionar de manera legítima tanto el 27 como el 30 de junio de 2014, pues se encontraban presentes la mitad del total de sus miembros conforme a la cláusula sexta de la escritura constitutiva de la CNFL vigente en ese momento (2 de 3) y por ende, para tomar la decisión de cesar con responsabilidad patronal al actor como Gerente General de la empresa pública no estatal indicada y designar en el mismo acto a su sustituto; sin perjuicio que el resultado fue el mismo en cada una de las sesiones, a saber: la libre remoción y nombramiento del Gerente General de la CNFL.”

De esta manera, en la resolución citada se declara sin lugar, en todos sus extremos, la demanda interpuesta en el año 2015 por Pablo Cob Saborío contra la Compañía Nacional de Fuerza y Luz y el señor Víctor Solís Rodríguez. La representación de las partes demandadas estuvo a cargo de los apoderados judiciales Germán Calderón Lobo y Guillermo Sánchez Williams.

Con esta sentencia favorable a la CNFL, se rechazan las pretensiones indemnizatorias del señor Cob que en su conjunto buscaban una condena del orden de los 1000 millones de colones.

También puede interesarte: