Iniciativa de compañero permitió enlazar a la CNFL, con Kolbi y el Hospital de Niños

Iniciativa de compañero permitió enlazar a la CNFL, con Kolbi y el Hospital de Niños

Foto acto de entrega de los espacios de carga al Hospital de Niños

El pasado mes de setiembre se hizo la entrega oficial de unos espacios de carga para celulares, auspiciados por la marca Kolbi, en el Hospital Nacional de Niños (HNN), destinados a solucionar esta necesidad para quienes deben permanecer en este centro por largos periodos y no tenían donde recargar las baterías de sus dispositivos.

Este fue un proyecto ideado y liderado por Alexander Porras Quesada, de la Unidad de Comunicación Empresarial de la CNFL, quien detectó la oportunidad para prestar este servicio a partir de su propia necesidad.
Foto de Alexander con su hijo

Hace seis años, Porras y su esposa requirieron utilizar los servicios de la Unidad de Neonatología del HNN, con motivo del nacimiento de Mariano, su segundo hijo, quien vendría a hacerle compañía a Elena, su hermana mayor. Posterior al nacimiento de Mariano, la pareja debió continuar visitando este hospital para atender múltiples citas de control.

Allí fue donde Alexander, quien se especializa en el área del mercadeo, se dio cuenta que el centro médico no ofrecía espacios cómodos para recargar las baterías de los celulares y que dados los largos periodos de espera esto se convertía en un problema.

“Vi que no era solo yo, si no que muchas familias tampoco tenían la oportunidad de cargar sus teléfonos. Hoy en día, este es un medio de comunicación indispensable y aún más en un hospital”, comentó Porras, quien subrayó la función primordial de estos dispositivos para comunicarse con familiares, amigos y el trabajo, “más en esos difíciles momentos”, añadió.

Ante ello, Porras ideó un proyecto de asociación entre la CNFL y el hospital y lo presentó a la Gerencia, donde fue bien acogido. Posteriormente se vinculó a la marca Kolbi, con el fin de que esta última también pudiera contribuir con el contenido presupuestario necesario.

Además Porras gestionó colaboración de la empresa privada y logró que Eagle Centroamericana aportara las placas de carga que se debían instalar en cada uno de los espacios.

De este modo, con empeño, iniciativa y mucha dedicación, Alexander logró convertir su necesidad en una idea, que luego plasmó en un proyecto viable y para ello tocó todas las puertas a su alcance, hasta que consiguió verlo hecho realidad.

Hoy día el hospital de niños atiende cerca de 300 mil pacientes al año en consulta externa, cada uno con un mínimo de un acompañante y ahora, gracias a la iniciativa de Porras, ellos ya no se verán en tantos aprietos cuando sus celulares les notifiquen que se está agotando la batería.

Los nuevos espacios de carga serán debidamente instalados en una o dos semanas más ya que el HNN está reorganizando algunas áreas de atención debido a la pandemia por COVID-19.

Porras espera que este sea solo el inicio pues piensa que la iniciativa es replicable en otros centros médicos nacionales y puede traerle muchos beneficios en términos de servicio social e imagen de marca, tanto a la propia CNFL como a la marca hermana Kolbi del Grupo ICE.

También puede interesarte: