CNFL optimiza la generación de energía gracias a las redes inteligentes

Vista general del Centro de Despacho de Generación de la CNFL

Gracias al plan de redes inteligentes de la CNFL, la Dirección Generación ha logrado optimizar la producción de energía, al aprovechar los enlaces de comunicación para la operación remota de las plantas, maximizando así la generación teniendo en cuenta el recurso disponible en función de la demanda.

La automatización permite el control de las unidades de generación en forma remota desde un solo punto centralizado. La operación se realiza desde el Centro de Despacho de Generación, ubicado en el Plantel Sur Belén, mediante el envío de distintos comandos con funciones tan variadas como el arranque o paro, así como la modificación de consigna (esto es la asignación de la potencia de la generación de esa planta). Además, en plantas como la de Río Segundo también es posible controlar el mecanismo de limpia rejas de forma remota.

El sistema también permite el monitoreo remoto de las plantas, facilitando la medición de indicadores sobre el estado y el funcionamiento de los equipos, pero también el seguimiento mediante cámaras para ver el nivel de los embalses o el caudal de los ríos, lo cual permite activar protocolos de seguridad en caso de crecidas.

“La vinculación del modelo de operación remota de las plantas con la iniciativa de redes inteligentes ha facilitado la digitalización de nuestros procesos y esto permite capturar gran cantidad de información en tiempo real, que luego podemos procesar y validar mediante analítica de datos y así facilitar la toma de decisiones”, explica Miguel Muñoz Quesada , Coordinador del Centro de Despacho de Generación.

Según Muñoz, de este modo se puede establecer modelos y patrones de uso y así anticipar curvas de demanda y a nivel de despacho de generación, o bien usar los datos de monitoreo de los activos productivos para así anticipar posibles averías, antes de que estas ocurran.

“Gracias al cruce de los datos obtenidos en tiempo real mediante los sistemas de redes eléctricas inteligentes de la empresa, ahora es posible planificar la generación de las plantas en momentos donde es más caro comprar la electricidad y producimos en los momentos donde la generación resulta más beneficiosa y rentable para CNFL”, subraya Muñoz.

Ventajas:

  • Maximización del recurso hídrico y eólico gracias a la operación coordinada de todo el parque de generación de la CNFL, de forma remota, desde un único punto centralizado. Antes cada planta operaba como una isla.
  • La centralización de toda la información en un solo punto, lo cual facilita el control y la toma de decisiones fundamentadas.
  • Se aprovecha al máximo toda la infraestructura tecnológica en la cual la CNFL ha venido invirtiendo.

Estado actual:

Muñoz explicó que esta forma de trabajo inició en 2018 con un plan base que abarca hasta 2021, sin embargo, sus bases y procedimientos ya fueron alcanzados desde el 2020.

Todas las plantas que tenían las capacidades tecnológicas para ser integradas al modelo de operación remota ya fueron incorporadas. De las 39 unidades de generación existentes en total, solo 5 unidades (el 13%) aún no han podido ser operadas de forma remota debido a su antigüedad y 34 operan bajo este modelo incluyendo los 17 aerogeneradores eólicos.

También puede interesarte: