Grupo de Apoyo en Duelo celebró su décimo aniversario

Barco de papel que identifica al Grupo de Apoyo en Duelo
  • Representado por un barquito de papel y cobijado bajo la frase “poco a poco”, el Grupo de apoyo en duelo por muerte de un ser querido de la CNFL celebró su décimo aniversario, con un beneficio que ha alcanzado aproximadamente a más de 200 personas, mediante sesiones grupales presenciales, virtuales y otras actividades de apoyo.
  •  
  • Su propósito es  brindar apoyo en esos momentos difíciles y es un modelo de acompañamiento que es parte de los factores de riesgo psicosocial.
  •  
  • Además de las sesiones de acompañamiento, durante estos 10 años el programa ha trabajado mediante  alianzas con participación experta del Centro Nacional Control del Dolor y Cuidados Paliativos, el Área de Servicios y Beneficios Sociales de la Caja Costarricense del Seguro Social, el Grupo Renacer de ayuda mutua entre “pares” para padres y madres que enfrentan la muerte de hijos e hijas, así como conferencistas adonoren de grupos de duelo Anticipado.
  •  
  • Para Azzuhara Ramírez Jiménez, psicóloga del Área Salud y Seguridad Laboral y una de las fundadoras del grupo, “es importante que la Empresa siga desarrollando este tipo de actividades, ya que somos seres integrales, que tenemos seres amados, que estuvieron con nosotros y que de un pronto a otro, su presencia física deja de estar, pero su espíritu debe permanecer.
  •  
  • La psicóloga explicó que a veces por circunstancias de la vida, tratamos de utilizar mecanismos de defensa para no enfrentarnos al dolor, nos ocupamos más de la cuenta, evitamos hablar del tema, o simplemente, por el rol que asumimos en la familia, somos columnas, somos protectores, somos sostén y creemos que si nos debilitamos todo el núcleo familiar se va a debilitar. Sin embargo, es muy importante para nuestra salud mental y física darnos el permiso de recibir apoyo, ayuda, sentir, y soltar.
  •  
  • Ramírez resaltó una de las frases del Grupo: “Mirar el Cielo – Algunos dicen que eres muy doloroso para recordar, yo digo que eres muy valioso para olvidar”.  Al respecto comentó que si bien es cierto hay dolor, es necesario darse el permiso de trabajarlo  para así tener sanación y calidad de vida.
  •  
  • Azzuhara manifestó, en representación de sus compañeras psicoterapeutas un sincero agradecimiento a todas las dependencias y todas las personas trabajadoras que de una u otra forma an aportado y colaborado con el grupo durante estos diez años de trabajo.

También puede interesarte: