Pablo Rivera: Un compañero que siempre da la milla extra en la CNFL

Foto de Pablo Rivera Castillo, técnico de CNFL en Sucursal Desamparados

Pablo Rivera Castillo es un ejemplo de compromiso, dedicación y pasión por su trabajo en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz. Su actitud de dar siempre lo mejor de sí mismo, sin importar si recibe o no recompensas inmediatas, lo ha convertido en un referente para sus compañeros, compañeras y superiores.

Rivera trabaja en el Área Técnica de la Sucursal Desamparados desde hace 26 años, donde se encarga de realizar diversas labores relacionadas con la instalación, el mantenimiento y el servicio a la clientela de esta zona servida.

Su trayectoria en el Área Técnica incluye trabajos de altura, amarre de escaleras y rescate, así como el acompañamiento en terreno en la instalación de servicios nuevos, cambios de clientes, desconexión y reconexión, entre otros.

Su experiencia y conocimiento lo han llevado a ser el responsable de la inducción y capacitación del personal de nuevo ingreso, así como de brindar asesoría técnica cuando se requiere.

“Es un orgullo contar con un compañero como Pablo, que siempre está dispuesto a dar ese esfuerzo extra y a ofrecer algo más de lo pactado. Eso demuestra que ama su trabajo y que se preocupa por la calidad y la seguridad de lo que hace”, expresó Andrés Chaves, quien hasta hace poco se desempeñara como jefe de Pablo en el Área Técnica de esta Sucursal.

Con 41 años de edad, Rivera no solo se destaca por su desempeño profesional, sino también por su trato humano y cordial con sus compañeros y clientes. Su disposición a ayudar, a escuchar y a resolver problemas lo ha hecho ganarse el respeto y la confianza de todos.

“Para mí, dar la milla extra es una forma de vida, no una obligación. Me gusta lo que hago y creo que siempre se puede mejorar y aprender algo nuevo. Mi satisfacción es ver que mi trabajo tiene un impacto positivo en la empresa y en la sociedad”, afirmó Rivera Castillo.

Basado en su experiencia, él le recomienda a las nuevas generaciones de trabajadores y trabajadoras que no vean a la empresa solo por dinero, sino como un lugar donde es posible el crecimiento personal y profesional, ya que la compañía es una de las empresas mas sólidas del país desde el punto de vista económico y social.  “Tenemos que tener amor a lo que hacemos y valorar la trayectoria que tiene CNFL a nivel nacional”, insistió.

Fuerza y Luz reconoce y valora el trabajo ejemplar de compañeros y compañeras como Pablo Rivera, que representan los valores y la misión de la empresa. Su historia es una inspiración para todos quienes formamos parte de esta gran familia naranja.

También puede interesarte:

1 comentario en “Pablo Rivera: Un compañero que siempre da la milla extra en la CNFL”

Los comentarios están cerrados.